Las aventuras de Yen – 3

Tercera entrega de mi relato por fascículos donde vosotros elegís el destino de nuestra protagonista al más puro estilo “elige tu propia aventura”. Yen, una joven mercenaria, viaja a través del bosque para cumplir uno de los peores trabajos de su vida, pero se encuentra con un extraño tucán carmesí, aparentemente parlante.

Cada dos semanas se publicará (simultáneamente aquí y en mi Patreon) un nuevo fragmento de la historia, y desde cada entrega hasta una semana después de su salida, mis mecenas de Patreon podrán elegir cuál será el destino de Yen votando en una encuesta con cuatro posibles opciones. No dudes en apuntarte si quieres ser uno de los dueños del destino de Yen.

 

Las aventuras de Yen – 3

Sintiéndose todavía incómoda y confusa, empezó a guardar el resto de su comida de nuevo en la mochila, mirando de reojo a la extraña ave que había perturbado su descanso.

Después de un suave carraspeo, Yen pensó para sus adentros: “¿Puedes leerme la mente?”. La joven no esperaba ser respondida, pero tampoco perdía nada por intentarlo. Al fin y al cabo, y en la teoría, nadie podría haberla escuchado, al menos no dentro de su cabeza.

Pero no fue así.

–Sí, ¿por qué no? –Contestó la misma voz de antes cuya fuente Yen aún no discernía–. ¿Pero vas a darme un bocado de eso o qué?

Cada vez más inquieta, Yen se echó la mochila al hombro y se puso de pie de un salto, esta vez mirando directamente al tucán carmesí. Sabía tenía que tenía que guardarse de la brujería, de cualquier tipo, pero no esperaba algo como aquello, animales que hablaban y leían la mente.

Se acercó al ave con un dedo por delante, como si lo señalara amenazadoramente.

–Oye, pajarraco, deja de asustarme. No… no deberías estar hablando.

La voz estridente que venía de todas partes y de ninguna a la vez, se rio divertida, a pesar de que el tucán permanecía inmóvil sobre el árbol.

–No, el pajarraco no habla –dijo la voz–. Siento haberte asustado. Pero ven, vamos, tenemos que hablar cara a cara. No te olvides de la comida, ¿eh?

Acto seguido, Yen notó un ligero temblor bajo sus pies. Se apartó de un salto mientras observaba la tierra, mullida con hierba y barro, abrirse sola formando un hoyo junto a la roca, un hoyo lo suficientemente grande para que una persona adulta cupiera sin problemas.

Yen se asomó al agujero y comprobó cómo unas escaleras, también con hierba en su superficie, bajaban en la oscuridad, formándose poco a poco, escalón a escalón, mientras el temblor duraba. Mientras contemplaba este espectáculo, la joven mercenaria se preguntaba si se sentía aliviada o no por descubrir que la voz no provenía del animal. ¿Sería algo mejor o peor lo que la emitía? Tampoco estaba segura de si quería averiguarlo.

El temblor cesó tras unos segundos y las escaleras adoptaron el aspecto más seguro que unas escaleras salidas de la nada en mitad de un bosque pueden adoptar.

Yen se ajustó bien la mochila a la espalda, agarrando fuertemente sus correas al no tener nada más a lo que asirse. Apretó los labios y alzó las cejas, mirando las escaleras dubitativa y girándose hacia el tucán después. Este actuó como si Yen no estuviera allí y volvió a canturrear como lo hizo minutos antes.

La voz hizo que la joven volviera a prestar atención al misterioso hoyo en el suelo.

–Adelante. No puedo tener la puerta abierta todo el día.

“¿La puerta a dónde?” Se preguntó Yen, pero esta vez no obtuvo respuesta. Tampoco es que pudiera perder el tiempo en aquel momento para entrar y descubrirlo. No quedaba mucho para el ocaso.

Nerea Luray, julio 2017

Vota lo que ocurrirá a continuación en mi página de Patreon hasta el día 23 de julio. La siguiente entrega se publicará el 30 de julio.

Entrega 2 <<      >> Entrega 4

Índice

 

Anuncios

Un comentario en “Las aventuras de Yen – 3

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s